Cuando piensas en Titi, sin hacerte preguntas.
Y murmuras su nombre mil veces, cuando estás
en penumbras.
Y te quedas despierto, al llegar la mañana.
Puedes ver todo el cielo y el mundo, sin abrir
las ventanas. Cuando amas a Titi…cuando quieres en serio,
ningún beso es pequeño, cada noche es un siglo,
cada día es un sueño.
Para qué los relojes? De que sirve hacer planes?
Cuando llega esa linda locura, ya no escuchas a nadie…lalala…
Mirá el antes y el después de Titi.
SU HISTORIA
Este perrito fue levantado en septiembre por un miembro de Patitas de San Vicente en la puerta del Banco Comafi en Bernal Oeste-Partido de Quilmes. Había bastante gente…lo miraban y nadie hacía nada y hasta se alejaban para no mancharse…Dios!!!!!! Así estamos, rodeados de indiferencia y falta de sensibilidad!! Nadie quiere salir de su lugar de confort!!
Titi fue llevado de urgencia a una veterinaria cercana y se lo anestesió para poder suturarle en forma interna y externa con varios puntos la herida de su muslito, luego se le realizó un vendaje en su pata que está quebrada en varias partes.
La veterinaria estima que, o es un perrito viejito o ha comido tantas porquerías que ya casi no tiene dientes de lo limados que están. Pero se comprobó luego por su comportamiento juguetón y enérgico que tiene 4 años aproximadamente.
Se le realizó una radiografía de radio cúbito a fin de determinar el tipo de fractura y así proceder a realizar el tratamiento correspondiente. Se determinó que la tenía muy comprometida por tanto para salvarla hubo que operarlo con un cirujano especializado para colocarle un clavo de Titanio. Titi luego de un mes con yeso, collar Isabelino y medicción diaria finalmente se ha convertido en un perrito normal y felíz!
Los gastos de Titi en alimentación, atención veterinaria, medicación, estudios y cirugía ha sido de casi $8.000 en solo un mes.
Ayudanos a seguir rescatando y salvando vidas!! Solo contamos con tu ayuda!! No nos dejes solos!!
Gracias!!
El equipo de Patitas de San Vicente

Seguinos: